Tomando como referencia la jerarquización de problemas presentados por las Inspecciones, en la fase diagnóstica y conforme a las pautas de Política Educativa, se han priorizado los siguientes objetivos básicos de la Inspección Técnica:

  1. Jerarquizar la supervisión integral en todos sus niveles, optimizándola de manera que garantice el permanente mejoramiento de los servicios educativos.
    1. Propiciar la coherencia de la función supervisora a nivel país.
    2. Promover la actualización de los distintos niveles docentes a fin de asegurar el perfeccionamiento de las prácticas pedagógicas.
    3. Desarrollar estrategias innovadoras que posibiliten tanto en el aspecto técnico como en el organizativo, un real impacto en la operativización de la coordinación inter área.
  2. Consolidar la cultura de la evaluación como proceso de reflexión y análisis crítico que contribuya a mejorar las prácticas educativas.
    1. Instrumentar cortes evaluativos nacionales a través de indicadores previamente acordados a fin de unificar la propuesta evaluativa.
    2. Identificar las áreas de aprendizaje más deficitarias a nivel país, estableciendo el diálogo evaluativo con la participación de los Inspectores Departamentales a fin de detectar las causas y presentar propuestas que apunten al mejoramiento de los aprendizajes.
    3. Apoyar iniciativas de grupos de trabajo destinados a la reformulación del currículo oficial (en lo que respecta a Educación Común), considerando a la evaluación como un componente básico del mismo.
  3. Racionalizar el uso de tiempos y espacios.
    1. Orientar estrategias que apoyen los procesos de enseñanza y aprendizaje a través de un uso racional y adecuado de los recursos institucionales y comunitarios.
    2. Propiciar instancias de reflexión destinadas a elaborar propuestas tendientes a la innovación del diseño y desarrollo curricular en lo que especta a la optimización de la jornada de labor.
  4. Promover y facilitar las coordinaciones entre los distintos agentes y/o instituciones que intervienen en la educación de los niños y niñas uruguayos.
    1. Apoyar las políticas sociales intersectoriales.
    2. Promover la trasversalidad de propuestas que atiendan a los intereses de las políticas educativas en lo referido a las redes de interacción escuela-comunidad.
    3. Instrumentar acciones para atender el ausentismo, deserción y repitencia, mediante medidas focalizadas para cada uno de los diferentes problemas que pueden identificarse en estos casos.