Imprimir

Luego de instrumentar el reinicio de cursos a partir del 22 de abril de 2020 en una primera tanda de escuelas rurales, actualmente están habilitadas para una segunda reapertura 367 escuelas, lo que implica 7.200 niños y 870 docentes. De esta forma, el total de habilitados para la vuelta a clases en todo el país (a excepción de Canelones) ascenderá a 914 centros. La primera etapa incluyó escuelas de hasta 30 alumnos: esta segunda etapa incluye a escuelas más grandes de hasta 53 alumnos.

El CEIP quiere reconocer el enorme trabajo realizado para instrumentar el reinicio de cursos en las escuelas rurales (luego de que así lo dispusiera el Poder Ejecutivo), una logística coordinada entre las inspecciones departamentales, el departamento de Educación para el Medio Rural, los maestros coordinadores CAPDER, la Inspección Técnica, además del trabajo del Departamento de Almacenes del CEIP, quienes se han encargado de repartir entre las escuelas los kits de higiene (tapaboca, alcohol en gel, alcohol e hipoclorito de sodio) donados por el SINAE.

Entre los criterios manejados para seleccionar los centros más adecuados para el comienzo de clases en esta fecha, se manejaron las buenas condiciones edilicias de la escuela, la excelente higiene, no tener dificultades con el agua, tener auxiliar de servicio y contar con transporte público o disponer de transporte oficial. También está previsto que a los docentes residentes en localidades en las que se registraron casos de COVID-19 se les realice el hisopado y se les administre la vacuna antigripal. El trabajo ha implicado además prever las suplencias para los docentes y auxiliares que se certificaron por ser población de riesgo.

Una vuelta a clases especial

En esta vuelta a clases atípica, marcada por el acercamiento de los niños y sus maestros pero con el distanciamiento necesario que exige la situación sanitaria actual, las clases se retomarán bajo un estricto protocolo de higiene acordado entre el SINAE, CODICEN, el MSP y la Coordinadora de Sindicatos del Uruguay. Además se cumplirá con un horario de apenas 3 horas y media (de 9 a 12:30 hs) y la asistencia será voluntaria.

Las clases de todos los subsistemas educativos se suspendieron el pasado 14 de marzo, luego de que el gobierno decretara la emergencia sanitaria nacional ante el avance del coronavirus. Desde ese entonces, la escuela nunca se detuvo; los docentes continuaron haciendo de la educación a distancia un trabajo diario, así como los maestros y auxiliares están llevando adelante el servicio de alimentación de emergencia con la entrega de bandejas en escuelas de todo el país. Hoy en día se ha ampliado el cupo y Primaria está repartiendo 59.592 almuerzos diarios en más de 760 escuelas. En el medio rural alcanza a 4200 niños mediante la entrega de tickets alimentación o transferencias por medio del BPS.