Robert Silva, nuevo Presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, abogó por profundizar la protección de las trayectorias educativas, la extensión del tiempo pedagógico, el apoyo a los educadores, alcanzar el nivel universitario en la formación docente y adaptar la currícula educativa, durante el acto de asunción del cargo.

“Quiero saludar a mis amigos y compañeros que están a la distancia y a muchísimos docentes, funcionarios y gente que integra nuestras comunidades educativas, y que trabajan con orgullo en ellas día a día. Hoy vuelvo a estar en el CODICEN pero desde otra función”, indicó durante la asunción que se realizó con muy pocos invitados y se transmitió en vivo a través del canal de Youtube del Plan Ceibal.

Silva recordó que el acto se produjo el mismo día en que se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de José Pedro Varela, día en el que también se celebra la laicidad y el que “la educación sea gratuita y obligatoria, por la cual nos comprometemos a trabajar”.

El nuevo Presidente valoró que la asunción se produce en un “momento especial. Las cosas no serán iguales a partir de ahora, hemos cambiado hábitos y costumbres que nos caracterizan en nuestro propio ser, como el abrazo, el beso, el mirarnos a los ojos, y el sentir que estamos tan lejos y tan cerca de través de la tecnología”.

Líneas de trabajo

Silva llamó a redefinir qué entendemos por derecho a la educación. “Tantas circunstancias nos afectan cuando la equidad o efectiva inclusión no se da, cuando tantos de nuestros jóvenes abandonan el sistema educativo. Tenemos que conceptualizar qué entendemos por derecho a la educación, tenemos que discutir y reflexionar sobre qué tienen que aprender nuestros jóvenes, para qué y cómo”.

Presentó tres líneas generales de acción y de trabajo que liderará desde su nuevo rol en el Consejo. Por un lado, se refirió a la centralidad del estudiante, “la razón de ser es el niño y el joven, su desarrollo, velar por sus derechos y efectivos aprendizajes, pero quizá tenemos que preguntarnos cuánto de eso efectivamente acontece en nuestro sistema”.

“Aprovecho para decirlo: no llegamos con ánimo fundacional. Tenemos una ventaja y es que sabemos que se han hecho muchas cosas bien, otras se pueden mejorar, y por ello continuaremos con la protección de las trayectorias educativas, trabajaremos en la extensión del tiempo pedagógico, la adaptación de nuevos currículas, sabiendo que existen avances importantes en el marco curricular”, afirmó.

También manifestó su cometido de hacer efectiva una política nacional docente, e indicó que continuarán avanzando para cristalizar “un rango universitario en la formación de los maestros y profesores del país”.

“Frente a la emergencia sanitaria que atraviesa el país en la actualidad, “los recursos digitales que hoy existen y son usados en mayor medida, como la biblioteca digital, las plataformas y los portales educativos, generarán nuevas oportunidades para una educación más motivante para los docentes y sus estudiantes”, indicó.

Por último, agradeció al Poder Ejecutivo por la confianza, “al Senado y a todos ustedes. Trabajemos por la construcción de una educación para todos y sobre todo para aquellos que están en condiciones de vulnerabilidad, para cumplir y tener en claro lo que José Pedro Varela decía, ‘que la educación como la luz del sol puede y debe brillar para todos”.

Fuente: ANEP