El próximo martes 18 de diciembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura en el departamento de Montevideo, más precisamente en el barrio de La Blanqueada, las obras del edificio totalmente nuevo de la Escuela Especial N° 231, a la que asisten diariamente más de 80 alumnos con trastornos del espectro autista y psicosis infantil.

PRENSA PRIMARIA

Desde 1988 la Escuela Especial N° 231 viene dando una respuesta pedagógica concreta para aquellas familias con niños con trastornos del espectro autista (TEA), tratándose fundamentalmente de un espacio de inclusión en el que toda la comunidad puede recurrir para asesorarse acerca de la inclusión efectiva de los hijos.
Actualmente, asisten diariamente a la Escuela Especial N° 231 un importante número de niños, más precisamente 86 alumnos cuyas edades varían entre los 4 y los 17 años de edad, todos con particularidades diferentes, es decir, puede haber niños con dificultades en el lenguaje o bien con problemas motrices, por lo tanto, los talleres pedagógicos en los que trabaja la escuela varían según cada caso y no por edad, existiendo talleres pedagógicos desde nivel inicial a VI, del que este año egresan de la escuela un grupo de niños.

Con este pasado y este presente, el próximo martes 18 de diciembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) inaugurará las obras del edificio totalmente nuevo de la Escuela Especial N° 231, dado que era necesaria una transformación de todos los espacios de aprendizajes para seguir diseñando una política educativa basada en la diversidad y los derechos, ya que el marco de referencia para el futuro es la promoción e inclusión de niños con TEA en escuelas comunes, cuyas habilidades o dificultades dependen de cada caso.

Cabe destacar entonces que las obras de la Escuela Especial N° 231 se centraron en la creación de una sala de estimulación sensorial, otros seis salones nuevos, la sala de Dirección y de maestros, todos los servicios sanitarios y demás instalaciones. En cuanto a comedor y cocina, cabe señalar que será un área de taller pedagógico y espacio común que compartirá con de la Escuela Especial N° 197 “Ana Bruzzone de Scarone”,  centro educativo para personas sordas y con alteraciones de lenguaje que se encuentra comunicado con la Escuela Especial N° 231.

En suma, con la inauguración oficial de este nuevo edificio que gana la educación pública, el CEIP sigue con su firme política de brindar más y mejores espacios educativos para todos, alcanzando así el objetivo de ofrecer a cada niño del país un espacio para su desarrollo, en el que sobre todas las cosas se construye escuela pública un tiempo educativo calidad, integralidad, participación e inclusión.