El Consejo de Educación Inicial y Primaria, a través del Departamento de Educación para el medio Rural, viene realizando desde el lunes 2 y hasta el viernes 6 de julio, en el Centro Agustín Ferreiro, la 40ª edición del Curso de formación permanente para maestros rurales, convocando en esta oportunidad a más de 100 docentes de todo el país a profundizar aspectos relacionados a las Ciencias, con el agua como hilo conductor de las distintas propuestas de formación.

PRENSA PRIMARIA

Durante su descanso de vacaciones de julio, un gran número de maestros sigue trabajando y, fundamentalmente, profesionalizándose y capacitándose en distintas áreas, para así brindar a sus alumnos una mejor educación. Un ejemplo de esto son los más de 100 maestros rurales de todo el país que, durante la semana del 2 al 6, participan en el Centro Agustín Ferreiro (CAF) de la 40ª edición del Curso de formación permanente para maestros rurales, que en esta oportunidad hace foco en la “Formación en Ciencias para la escuela rural: el agua como hilo conductor desde las ciencias naturales”.

Para ser más precisos, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), a través del Departamento de Educación para el medio Rural (DER), junto a la colaboración en la coordinación del mismo de Eliana Arismendi, Patricia Iribarne, Stefany Horta y Laura Bruzzone de la Unidad de Extensión de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, diseñó este curso que abarca diversas áreas, como por ejemplo, Biología, Geografía y Química, entre otras.

Los temas puntuales que trabajarán los profesionales en esta 40ª edición del Curso de formación permanente para maestros rurales –estructurado durante toda la semana en dos grupos de más de 50 maestros cada uno– serán la “Entomología de cursos de agua dulce”, el “Enfoque geográfico ambiental del ciclo hidrológico”, las actividades de Química relacionadas a el “Indicador ácido-base”, las “Propiedades del agua (polaridad, capacidad calorífica, tensión superficial)” y el “Sistema heterogéneo Agua/Aceite (experiencia lámpara de lava)”.

Como es habitual en estas instancias, también habrá espacios de talleres, como por ejemplo “Sobre modos de hacer ciencia” y “Organización de contenidos de ciencias en aulas multigrado”.

En suma, a través de este curso centralizado en la Formación de Ciencias para la escuela rural, el CEIP sigue apostando a la profesionalización de sus maestros, en este caso de aquellos vinculados a la Educación Rural, esa poderosa e inmensa red educativa que se extiende por todo el país en más de 1.100 escuelas, cuya identidad pedagógica trabaja por un futuro mejor para todos los niños que viven en el medio rural.