El Consejo de Educación Inicial y Primaria, a través del Instituto de Formación en Servicio, entiende que la profesionalización es un proceso personal que cada docente transita, con ritmo propio, de manera continua e inacabada. Las opciones para avanzar en este proceso son múltiples y diversas: la interacción con los colegas, los desafíos que plantean los alumnos, las circunstancias diarias que enfrentan los docentes, así como la lectura de un libro o la participación en un curso de formación son oportunidades para avanzar en el desarrollo profesional que repercute, fundamentalmente, en una mejora en la calidad de la enseñanza y de los aprendizajes.

PRENSA PRIMARIA

En el primer semestre del año, 4.335 docentes se inscribieron en los cursos de capacitación para docentes que ofrece el Instituto de Formación en Servicio (IFS) del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP); de ellos, 2.393 fueron seleccionados para participar en los cursos que se distribuyeron en las 27 sedes a nivel nacional.

En este marco, el 7 de abril 1.604 docentes comenzaron los cursos y el pasado sábado 23 de junio, fueron 1.200 quienes cerraron esta etapa formativa. De algún modo este es un “cierre parcial”, ya que como se señala en reiteradas oportunidades, la profesionalización es un proceso continuo e inacabado.

En cada una de las sedes la dupla de formadores, acompañados en algunos casos por integrantes de los equipos de coordinación, dio cierre a la propuesta de formación que comprendió cinco instancias presenciales, trabajo de campo, participación en diferentes propuestas virtuales en plataforma CREA y evaluación. Los cierres fueron diversos, dado que cada uno estuvo vinculado al proceso que llevaron adelante, en forma conjunta, docentes y formadores.

Uno de ellos se concretó en un recorrido a cielo abierto por Villa Soriano. El grupo de docente se organizó en equipos de trabajo que aportaron información relacionada al proceso histórico de nuestro país a través de diferentes mojones considerados significativos en este proceso.

Esta instancia representó una valiosa oportunidad para conocer diferentes lugares del departamento de Soriano, fortaleciendo el trabajo en equipo y habilitando la circulación de conocimiento.

Finalmente, cerrados los cursos del primer semestre, equipos de coordinación y formadores se focalizan en el análisis de la instancia que culmina y comienzan a delinear posibles propuestas para el segundo semestre. Se trata de posibles propuestas, porque cada una de ellas se adecuará, en la medida de las posibilidades, a los intereses y expectativas que expresen quienes se inscriban en los cursos que se inician el sábado 18 de agosto en cada departamento.

Teniendo en cuenta que los cierres son parciales, queda planteada la tarea de analizar, por parte de los equipos las propuestas de cierre y reflexionar a partir de ella distintos aspectos, como por ejemplo, cuál fue la metodología utilizada, cómo se habilitó la participación de los docentes y qué lugar ocupó la interrogación, entre otras.