Con el apoyo de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional y a través de un acuerdo innovador con el Consejo de Educación Inicial y Primaria y una donación del gobierno de China, el barrio Casavalle tendrá en 2019 una nueva Escuela de Tiempo Completo, cuyo plazo de ejecución será de 12 meses e insumirá más de U$S 2 millones.

Fuente: Secretaría de Comunicación de Presidencia

Con la presencia del prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, el embajador del gobierno de China, Wang Gang, el presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, la directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti, y el consejero del mismo organismo, Héctor Florit, se llevó a cabo en la Torre Ejecutiva la firma de un acuerdo que permite avanzar en la concreción de una Escuela de Tiempo Completo en el barrio Casavalle.

La Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI) ofició de intermediaria y, al respecto, su titular, Juan Andrés Roballo, agradeció el apoyo y el compromiso de China con Uruguay. Se trata de una donación directa, en un formato novedoso, que expresa la confianza entre ambos países, señaló.

Roballo resaltó que la sensibilidad social del área y de la zona física en la que se erigirá la obra demuestra el compromiso de garantizar el desarrollo integral de la población en todo el territorio nacional, así como también marca la vocación de ambos países por trabajar en los aspectos que ayudan a las personas a salir adelante.

La obra se desplegará en 1.600 m2, con 12 aulas para atender a unos 300 niños de todos los grados. El centro se sumará a la atención que brinda allí la actual Escuela N° 319, denominada precisamente “República Popular China”.

Por su parte, Netto destacó la importancia de concretar esa obra, que comenzó siendo una inquietud local hace 10 años. Informó que se presentaron ocho empresas a la licitación, que cerró el 29 de mayo, y que el proyecto ganador quedará definido en octubre, una vez transitados todos los tiempos legales.

A su vez, el embajador Wang aseguró que es la primera vez que su país aplica esta modalidad de permitirle al país al cual le realiza la donación utilizar sus propios diseños arquitectónicos y mano de obra local.

“Esto es un gesto especial de amistad de parte del gobierno de China para satisfacer las necesidades reales de Uruguay y crear más oportunidades de trabajo local”, dijo.

Informó que el compromiso inicial fue suscrito en setiembre de 2016 y agradeció a la ANEP y a la AUCI por su cooperación durante todo el proceso, que coincide con la celebración de los 30 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el país asiático y Uruguay.

Fuente: Secretaría de Comunicación de Presidencia