El próximo jueves 9 de noviembre, la Sala del Consejo de Educación Inicial y Primaria servirá de escenario para el lanzamiento de la “Evaluación del Programa de Alimentación Escolar y monitoreo del estado nutricional de los niños de escuelas públicas y privadas en Uruguay”, cuyo resultado sin duda permitirá mejorar este servicio que, actualmente, en el caso de la educación pública, brinda diariamente alimentación a más de 248.000 alumnos de todo el país.

PRENSA PRIMARIA

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), a través del aporte nutricional que brinda a los alumnos, tiene entre sus objetivos complementar la alimentación que los niños reciben en su hogar, dado que esto favorece la capacidad de aprendizaje y mejora el nivel de atención en el aula. En este sentido, durante las últimas décadas, el PAE se ha convertido en uno de los programas de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) en los que más recursos se invierten anualmente dado que representa a su vez uno de los de mayor cobertura.

Esta política, además de su funcionalidad alimentaria, genera un ámbito de socialización y educación para los niños, a efectos de lograr la adquisición de hábitos relacionados a la alimentación que, de uno u otro modo, influyen positivamente en su salud y en sus vínculos.

Es en este contexto que el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) consideró pertinente evaluar el PAE para obtener, a través de los resultados de ese análisis, insumos que contribuyan a la mejora del servicio y a la consolidación del proceso de monitoreo del programa.

Con este horizonte por delante, se designó al Departamento de Investigación y Estadística Educativa (DIEE) del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP, al PAE y al Instituto de Economía (IECON) de la Universidad de la República para realizar tanto el diseño como la implementación de dicha evaluación.

Paralelamente a la definición y diseño de la “Evaluación del Programa de Alimentación Escolar y monitoreo del estado nutricional de los niños de escuelas públicas y privadas en Uruguay”, se conformó un grupo asesor para que participen diversas instituciones del ámbito público y privado que cuentan con mucha experiencia en la temática, permitiendo esto la obtención de una orientación técnico-conceptual necesaria. Entre las instituciones se destacan el Ministerio de Salud, la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, la Universidad de la República, el Ministerio de Desarrollo Social y la Red Uruguaya de Apoyo a la Nutrición y Desarrollo Infantil.

En cuanto al estudio, concretamente el mismo presenta dos grandes componentes, orientados a los alumnos de Nivel Inicial de 4 años de edad, así como a los alumnos de 2° y 5° año de escuelas públicas y privadas de todo el país.

El primero consiste en la evaluación del PAE. Para ello se realizará un relevamiento en los comedores escolares, en los que se explorará la oferta de alimentos disponibles y la ingesta de los niños dentro del comedor, así como el clima que se genera a partir de las interacciones en este espacio físico. También se aplicarán encuestas a los alumnos, familias de los niños y directores, lo que permitirá conocer el grado de satisfacción con el servicio.

El segundo componente consiste en un estudio antropométrico longitudinal y de hábitos alimentarios para conocer el estado nutricional de los niños que asisten a escuelas públicas y privadas de todo el país.

La selección de las escuelas, los grupos y los niños donde se aplicarán los distintos instrumentos para la evaluación la realizará el Instituto Nacional de Estadística, que también aplicará las encuestas a las familias de los niños. La realización del trabajo de campo se realizará en el primer semestre de 2018 y se prevé replicar el estudio cada tres años en los mismos centros educativos y a niños de los mismos grados escolares.

En suma, el lanzamiento de la “Evaluación del Programa de Alimentación Escolar y monitoreo del estado nutricional de los niños de escuelas públicas y privadas en Uruguay” sólo será el comienzo de un fructífero trabajo cuyo resultado, sin duda, permitirá mejorar este servicio que, actualmente, en el caso de la educación pública, brinda diariamente alimentación a más de 248.000 alumnos de todo el país.