El Consejo de Educación Inicial y Primaria llevó a cabo un nuevo acto de reconocimiento a los maestros y profesores de Educación Física que aprobaron, en 2015 y 2016 respectivamente, el Concurso de Pasaje de Grado, instancia de gran relevancia dentro del sistema educativo, dado que la participación de los docentes en este mecanismo de ascenso confirma el avance que viene desarrollándose para reforzar la profesionalización de una carrera que apunta cada vez más a la calidad.

PRENSA PRIMARIA

Luego de haber aprobado una nueva edición del Concurso de Pasaje de Grado, mecanismo de ascenso al que pueden acceder todos los maestros y que desde 2011 se sumó al tradicional ascenso por antigüedad cada cuatro años, 61 docentes de diversos departamentos del país, más 66 profesores de Educación Física que por primera vez participan de esta instancia, recibieron en el Auditorio Mario Benedetti del Complejo Torre de las Comunicaciones, un cerrado aplauso por parte del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

Se trató, concretamente, del acto de celebración y reconocimiento por haber aprobado el Concurso de Pasaje de Grado 2015 y 2016, un mecanismo que les permite a los maestros y profesores de Educación Física construir una sólida carrera docente, en base fundamentalmente a una evaluación de cómo trabajan en el aula y a una capacitación permanente. En este sentido, el Concurso de Pasaje de Grado se transforma, tanto para los maestros y profesores como para el CEIP, en un enorme desafío académico que no sólo acelera el desarrollo profesional sino que también muestra el enorme caudal transformador de los jóvenes maestros.

Cabe recordar que cuando se planteó por primera vez el Concurso de Pasaje de Grado, hubo una visión del tema muy positiva. Sin embargo, la realidad se mostró muy distinta de esa visión. Para ser más precisos, en las distintas ediciones que se realizaron del Concurso de Pasaje de Grado, se presentaron un total de 483 maestros y profesores, cifra menor de la que se aspiraba, pero cifra al fin que debe celebrarse, ya que cada Concurso de Pasaje de Grado es un avance que el CEIP realiza con el objetivo y mandato de profesionalizar a sus docentes.

En esta oportunidad, los maestros y profesores de Educación Física que aprobaron en 2015 y 2016, respectivamente, el Concurso de Pasaje de Grado son los que entendieron que ser un profesional –y más un profesional de la educación– no es sólo ir dándole continuidad a sus estudios, sino también es presentarse a los otros, ante los pares, para que nos evalúen.

Como se ha señalado en anteriores oportunidades, el objetivo fundamental del Concurso de Pasaje de Grado es que los maestros se profesionalicen, ya que para seguir subiendo en el escalafón docente deben demostrarse los conocimientos necesarios y acordes a la exigencia profesional. Dicho de otro modo, el concurso requiere que los maestros compitan en conocimiento y de ese modo se avanza en la profesionalización de la carrera. En este sentido, el Pasaje de Grado estimula a los docentes a elegir y permanecer en la carrera magisterial, convirtiéndolo en un actor activo y transformador de la educación.

En suma, el CEIP una vez más vuelve a dar un paso en este camino en el que, a través del Concurso de Pasaje de Grado, se pretende prestigiar, reconocer y promover a los buenos maestros y profesores, quienes con entusiasmo, vocación y, sobre todo, trabajo incansable, apuestan por una educación pública de calidad para todos los niños del país.