Desde el pasado lunes 9 de enero y hasta el viernes 10 de febrero, el Consejo de Educación Inicial y Primaria llevará adelante el Programa Educativo de Verano, que este año llega a su 27ª edición ofreciendo, una vez más, una propuesta lúdica y pedagógica en todo el país, involucrando en esta oportunidad a 12.000 alumnos en más de 130 escuelas. Además de disfrutar de campamentos, actividades acuáticas y paseos, durante el Programa Educativo de Verano los niños incorporan hábitos y conocimientos que les serán muy útiles en el ciclo lectivo 2017

PRENSA PRIMARIA

En vacaciones también se aprende. Y mucho. Esa es la clave del Programa Educativo de Verano (PEV): un espacio de enseñanza y aprendizaje llevado a cabo en un tiempo de vacaciones y de disfrute. De algún modo, el PEV es, para todos los niños que participan de esta propuesta del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), un tiempo de juegos, diversión, entretenimiento, creatividad y salud desarrollado al aire libre, pero también es un tiempo de aprendizajes, de cuidado del medio ambiente, de adaptación, de incorporación de hábitos, de construcción de vínculos, de interacción entre pares e interacción con adultos. Es decir, para todos los niños que participan de la propuesta –así como también para los adultos–, cada día de asistencia al PEV significa un crecimiento en todos los sentidos.

Entre las muchas experiencias que se desarrollarán en la 27ª edición del PEV, que en este 2017 involucrará a alrededor de 12.000 alumnos en más de 130 escuelas y jardines de todo el país –con la participación de un importante número de directores, maestros, profesores y auxiliares–, puede mencionarse el énfasis que habrá en las áreas de Educación Física y Educación Artística, ya que la premisa es hacer del verano un camino de encuentros, ideas, color y movimiento. 

Este año, el lanzamiento oficial del PEV 2017 se realizó en la Escuela N° 264 de Aeroparque, departamento de Canelones, a la que asisten durante el año 378 alumnos desde Nivel Inicial de 4 años a 6° año. Acompañando esta jornada tan especial, estuvieron presentes junto a los niños, familiares y vecinos, diversas autoridades, como la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz; los consejeros del CEIP, Pablo Caggiani y Héctor Florit; la inspectora general del organismo, Alicia Cosentino; el inspector de zona, Tabaré Charlo; el intendente en ejercicio por el Gobierno de Canelones, Tabaré Costa; y la gerente de marketing de Unilever, Teresa Cometto, entre otras personas. 

Durante el lanzamiento, la directora de la escuela anfitriona, Ana Laura Fazzio, señaló la importancia del PEV como marco para darles “continuidad educativa” a los niños, ya que la misma “es clave para su desarrollo”, agregando en este sentido que, “más tiempo sin calidad no sería suficiente”, por eso el PEV en su escuela se desarrollará a través de distintas propuestas y proyectos que involucran no sólo a los niños, sino también a sus familias y a alumnos de otras escuelas cercanas. 

“Será una escuela sin túnica pero con reglas. Una escuela diferente, pero aun así una escuela”, dijo Fazzio.

Por su parte, la gerente de marketing de Unilever recordó que la empresa hace ya 17 años que colabora, a través de su marca Nevex, con la entrega de túnicas, y que hace 11 años que apoya el PEV mediante diversas actividades lúdicas y pedagógicas, como será en esta oportunidad la visita guiada, para 900 niños, a la Escuela Rural N° 294 de Jaureguiberry –la primera escuela pública sustentable del país y de América Latina–, contándole a los niños que trasladarán hasta allí todo lo relacionado al reciclaje y la reutilización de residuos, para luego realizar en otras escuelas de los departamentos de Canelones y Maldonado actividades de recreación con animadores, música y baile, incorporando conocimientos aprendidos en la Escuela Sustentable. 

Luego habló Costa, quien se mostró feliz y agradecido de que el lanzamiento del PEV 2017 se realizara en el departamento de Canelones y fundamentalmente en la zona de Aeroparque. El intendente en ejercicio señaló lo “importante que es que los niños reciban esta propuesta de aprendizaje durante el verano y que puedan hacerlo en Canelones, un lugar para trabajar, vivir y disfrutar”.

Más tarde fue el consejero del CEIP, Caggiani, quien tomó la palabra para referirse al PEV, señalando que “se trata de una instancia de disfrute y de juego para reforzar todos los aprendizajes que se hicieron durante el año”, agregando –como dijo la directora de la Escuela N° 264–, que se trata de un tiempo “para disfrutar, pero con reglas”. 

Vale señalar que este año el PEV tendrá también un énfasis en el trabajo de los docentes relacionado a la transición de ciclos, especialmente para los niños más pequeños que ingresan por primera vez al sistema educativo, es decir, para los niños de Nivel Inicial que pasan a Primaria, así como también para los alumnos de 6° año que seguirán su camino de aprendizaje en la Educación Media. El clima distendido, de juego y de diversión del PEV es, en este sentido, lo que más ayuda a un buen trabajo para este período de adaptación y transición en todos sus aspectos.

Finalmente, la ministra de Educación y Cultura cerró el acto diciendo que la educación mejora cuando suceden cosas como las que suceden en el PEV, en el que intervienen muchas maestras y directoras, pero principalmente los padres y las familias, quienes se comprometen en darles a sus hijos el mayor tiempo posible en una escuela, para que allí reciban todas las herramientas necesarias para desenvolverse en el futuro.     

En suma, como ya se dijo, en vacaciones también se aprende y mucho, los niños viven un verano en el que incorporan saberes y disfrutan al mismo tiempo, compartiendo experiencias que luego serán historias que ellos trasladarán a sus familias y amigos. En este sentido, el PEV es un proyecto que se ha convertido, a lo largo de 27 años, en un actor activo para seguir mejorando el rendimiento escolar de nuestros niños.