“Los valores éticos que orientan la conducta individual emergen de las formas de relación del individuo con el grupo que integra (…) En una Escuela organizada más que para aprender, para vivir, la presencia de los otros supone un cambio en la conducta del niño y le permite por experiencia adquirir poderes autorreguladores en una vida colectiva espontánea”.
Reina Reyes (1972:93-94)


Es nuestro deseo realizar un trabajo cooperativo, a través de una Coordinación integral, que acompañe, los procesos de cambio de la educación. En tal sentido, el rol no se limita a una gestión administrativa de las Escuelas, sino en acompañarlas con una mirada pedagógica- crítica, como profesional de la educación, brindando espacios de reflexión que la escuela requiere en un mundo de incertidumbre en el cual se forman nuestros alumnos.

La educación debe sentir, hoy con más fuerza que nunca, el imperativo de crear espacios de reflexión, de expresión, que acojan a todos los niños a partir de instancias que permitan recuperar su propio ritmo, tantas veces violentado por presiones del medio. Un tiempo que le dé a cada alumno la posibilidad de mirar, no solo de ver, de maravillarse, de descubrir, de ser escuchado, de escuchar, de compartir. En suma, que la Escuela de Tiempo Extendido sea vista como un espacio de inclusión, a partir de una educación integral.

Es por esta razón, que desde lo pedagógico consideramos que el  formato de Tiempo Extendido brinda la oportunidad de una educación  integral, con el fin de contribuir a la formación de ciudadanos libres, críticos y democráticos.

Cordiales saludos.       

M. Inspectora Lisel Frugone
Coordinación de Tiempo Extendido