Módulo 1

Módulo 2

Coordinación Académica: Mtra. Ana Laura Lujambio

El curso de Enseñanza de la Matemática del Instituto de Formación en Servicio destinado a los maestros del CEIP en esta nueva edición presenta algunas modificaciones en relación al que se ha desarrollado en el 2014 en el marco del Instituto de Formación en Servicio del CEIP.

Estas modificaciones se basan fundamentalmente en un nuevo diseño en la distribución de los contenidos tanto didácticos como matemáticos que se abordan en las 8 Jornadas presenciales pero mantiene de Cursos anteriores cuestiones estructurales como son el tener como marco el Programa Escolar (2008) y la concepción de Matemática, de enseñanza y de aprendizaje en el que se sustenta el Curso.

Modalidad de trabajo

El Curso consta de 8 jornadas presenciales de 8 horas cada una. En cada jornada se abordan contenidos matemáticos y didácticos diferentes  a través de variadas actividades que implican la reflexión y discusión de los maestros, análisis didáctico de actividades, estudio de prácticas alternativas en relación a prácticas habituales de enseñanza, etc.

Las instancias no presenciales incluyen la realización de tareas de campo y estudio. Las tareas de campo se proponen a partir de los contenidos abordados en las jornadas y atienden el nivel escolar en el que el maestro se desempeña. En estos trabajos de campo –análisis de actividades, anticipación de procedimientos de alumnos, modificación y puesta en aula de propuestas, entrevistas a alumnos, análisis de producciones, de su planificación, creación de actividades nuevas- el maestro tiene la oportunidad de reflexionar acerca de lo que sucede en la escuela y de su propia práctica a la luz de los aportes de la jornada y de los que surgen de la lectura de la bibliografía sugerida.

Fundamentación

Reconocemos la Formación del maestro en el marco de un mundo de profundos cambios sociales, culturales y políticos como parte de un proceso que comienza en la formación inicial y se continúa a lo largo de toda su carrera profesional.

Acordamos con Rodríguez Rava (2010) que “la Formación en Servicio de los maestros debe centrarse en los conocimientos profesionales de la enseñanza y el aprendizaje de la Matemática del nivel educativo correspondiente.” En este sentido, en el Curso se atiende tanto al desarrollo personal como profesional de los maestros con el fin de fortalecer la toma de decisiones acerca de qué y cómo enseñar Matemática en la escuela primaria. Se entiende la formación en el sentido de Ferry (1997) de “formarse”. Cabe aclarar que no implica sustituir la formación inicial ni suplanta cursos de posgrado sino que está pensado como apoyo al mejor desempeño profesional de los maestros.
La concepción de Matemática que orienta el enfoque del Curso parte de analizar la forma en que se produce el conocimiento matemático. Tomando las palabras de Patricia Sadovsky (2005), nos ubicamos en una perspectiva según la cual la Matemática es un producto cultural y social:

Cultural, porque sus producciones están permeadas en cada momento por las concepciones de la sociedad en la que emergen y condicionan aquello que los matemáticos conciben como posible y relevante en distintos momentos de la historia; social, porque es el resultado de la interacción entre personas que se reconocen como pertenecientes a una misma comunidad.

Enseñar Matemática en palabras de Charlot (1986, p. 1) es “hacer Matemáticas […] en el sentido propio del término, construirlas, fabricarlas, producirlas.” Ante esta concepción de enseñar Matemática se hace necesario considerar que aprender matemática en la escuela primaria debe estar relacionado con lo que ha sido y es para las distintas sociedades y culturas hacer matemática. Este planteo se basa en la tesis sostenida por Piaget (1975) acerca de que el sujeto que aprende debe construir por sí mismo sus conocimientos a través de un proceso adaptativo que se asemeje al realizado por los productores originales de los conocimientos que se constituyen en objeto de enseñanza. Desde el lugar del sujeto que aprende esto exige pensar en un tipo de interacción entre el sujeto y el objeto matemático particular. Esa interacción implica conjeturar, probar, generalizar, establecer relaciones, registrar, explicar, validar. En síntesis, involucrarse intelectualmente con la actividad matemática.

Desde este marco el Curso focaliza la enseñanza de la Matemática articulando saberes disciplinares y didácticos que se ponen en juego a través de situaciones didácticas que problematizan el objeto de conocimiento. La modalidad de trabajo en talleres habilita el diálogo entre los saberes profesionales de los maestros que se materializan en las prácticas de enseñanza y la contribución desde la Matemática y los aportes teóricos y de investigaciones provenientes de la Didáctica de la Matemática. Consideramos que el aporte más significativo que puede realizar el curso es el de interrogar la enseñanza de la Matemática ayudando al maestro a precisar los supuestos subyacentes en cada una de las acciones que realiza y las decisiones que toma.

A fin de acompañar y apoyar al maestro en la superación de algunas de esas dificultades es que en esta edición del curso nos hemos fijado los siguientes  objetivos: 
Analizar didácticamente prácticas escolares referidas a la enseñanza de la Matemática.

Promover la reflexión acerca de las relaciones existentes entre las concepciones de Matemática, de enseñanza y de aprendizaje y las prácticas de aula.
Ampliar el marco teórico en relación a la Didáctica de la Matemática partir de los aportes de la investigación que contribuyan a la toma de decisiones de los docentes ligadas con la enseñanza de la Matemática.

En cuanto a los ejes temáticos para 2015, el Curso se organiza en módulos. En el primero se abordan contenidos de los ejes Numeración y Operaciones, en el segundo y en el tercero los de  Geometría y Magnitudes y Medida correspondientes al Programa de Educación Inicial y Primaria (2008). Los contenidos didácticos son ejes estructuradores que se sostienen a lo largo del Curso.

Metodología Curso – taller

Evaluación
  • Presentación de todas las tareas en la fecha establecida y con nivel de suficiencia. En estas tareas de campo se valora especialmente el nivel de reflexión y producción personal de cada maestro. Asimismo, en tanto se concibe cada tarea como parte del proceso de formación del maestro, los avances que se evidencian en cada una de ellas son considerados al momento de la acreditación del Curso.
  • Participación activa en las Jornadas tanto a la interna de los grupos de discusión como en las instancias colectivas.
  • Registro del 80% de asistencias a las jornadas presenciales. Se admite una inasistencia y media.
Bibliografía básica

Chamorro, María del Carmen (2003). Didáctica de las Matemáticas. Madrid: Pearson.
Colera, José; Gastelú, Ignacio; García, Emilio (2000). Matemática 1 y 2. Madrid. Editorial Anaya.
Panizza, Mabel (Comp.) (2003). Enseñar Matemática en el nivel inicial y el primer ciclo de la EGB. Buenos Aires.
Parra, C.; Saiz, I. (comps.) (1994). Didáctica de matemáticas: aportes y reflexiones. Paidós. Buenos Aires

Como referenciar informes y/o tareas

La enseñanza del Cálculo en primer año. Broitman, Claudia. Grimaldi, Verónica. Sancha, Inés.

El Cálculo en la Escuela: Las cuentas, ¿son un problema? Chemello, Graciela.

Enseñar Matemática. Nivel Inicial y Primario. Férnandez Puentes, María Claudia. Fripp, Ariel. Lerner, Delia. Lo Médico, Andrea. Paenza, Adrián. Rodríguez Rava, Beatriz. Wolman, Susana.

La enseñanza del número y del sistema de numeración en el nivel inicial y el primer año de la E.G.B. Ressia de Moreno, Beatriz.